"Tiene que ser mucho más sencillo subir la persiana de un negocio"

"Tiene que ser mucho más sencillo subir la persiana de un negocio"

 

Antonio Becerril, director de operaciones de Demebesa, es el nuevo presidente de AJE Aragón. En el horizonte de estos cuatro años al frente de la organización, con unos 400 asociados, apuesta por dar más representatividad al colectivo y por fortalecer la cooperación y el conocimiento entre empresas.

-¿Qué objetivos tiene la nueva junta directiva de AJE Aragón para los próximos años?
- Vamos a continuar con las líneas en las que ya se estaba trabajando, especialmente en las líneas relacionadas con el networking y la colaboración entre empresas, y sobre todo en transmitir a la Administración las necesidades que tenemos, como las dificultades a la hora de poner en marcha una empresa.

-¿Qué preparan a corto plazo?
-Estamos preparando las próximas sesiones de 'En 4 horas conoce 100 empresarios', y 'En dos horas monta tu empresa', esta junto a Zaragoza Activa. También tenemos otros proyectos en mente para desarrollar a medio plazo, por ejemplo en el área social, como un proyecto para el autoempleo de presos, para enseñarles qué pueden necesitar para montar una empresa en función de sus capacidades, darles las directrices y marcarles qué pasos tienen dar.

-¿Es difícil ser joven empresario en Aragón?
-Según qué herramientas tengas. Es difícil si no tienes un patrimonio detrás con el que financiar el proyecto por ti mismo, si no tienes la capacidad de esfuerzo que requiere estar al tanto de un negocio, esto es todos los días lucha y entrega...

-¿La crisis ha hecho más esencial la colaboración entre empresas?
-Sí. Yo estoy a favor de aunar fuerzas para ser más competitivos. Sumamos más si colaboramos, si vamos juntos a esos grandes proyectos de la Administración que se nos llevan empresas nacionales, si nos juntáramos entre empresas de Aragón podríamos optar más a grandes proyectos.

-¿Cómo ve el tejido de los jóvenes empresarios aragonesas?
- Veo gente muy preparada, que tiene herramientas muy buenas a su alcance, y pese a estar en un escenario competitivo y difícil siguen remando. Creo que tenemos jóvenes empresarios que tienen grandes empresas. Creo que los jóvenes empresarios somos el presente, pero sobre todo somos el futuro, los números de crecimiento que arroja esta comunidad es gracias a la exportación y al tirón de los pequeños y jóvenes empresarios, creo que somos una parte fundamental en este crecimiento y en la economía aragonesa.

-Se bonificaron las cuotas de autónomos en los primeros meses de actividad, ¿Cómo valoran esa medida?
-Yo creo que no puede pagar de autónomos lo mismo una persona que factura 800 euros al mes que el que factura 6 millones de euros, o si puedes o no puedes contratar, ... la cuota tendrá que depender de tus ingresos.

-Ahora hablan mucho de las segundas oportunidades...
-Sí, es un tema que nos preocupa. Creo que al empresario no hay que ponerle obstáculos, hay que facilitarle la actividad. Lo que no puede ser es que si una empresa funciona mal, si trastabilla, pongan aún más impuestos. Si una empresa funciona mal habrá que darle un poco de respiro, la Administración tendrá que entenderla... lo que no puede ser es que tu vayas a la Seguridad Social, no puedas pagar un mes el IVA y pongan un 20% de recargo, si no puede pagar en un mes no podrá pagar el 20% al mes siguiente. Hay que tratar que esas situaciones no se den, pero medidas que ayuden a la empresa cuando pase por un bache es lo que se echa de menos ¿Qué se gana con matar a una empresa?

-También piden más agilidad en las cuestiones burocráticas.
-Creo que aún falta una revolución 2.0 en la Administración, no es normal que tengas que personarte todavía en una ventanilla para hacer según qué trámites, por ejemplo en Urbanismo. Pedimos más flexibilidad a la hora de montar un negocio, tiene que ser mucho más sencillo subir la persiana de un negocio.

-Están especialmente preocupados por el tema de la economía sumergida.
-Para nosotros es un problema, especialmente para el que empieza una empresa y se encuentra con esa competencia desleal de gente que no paga impuestos y no paga nada, y el que está comenzando con esfuerzo luego es el que tiene las inspecciones de trabajo... contra eso hay que luchar, eso hace mucho daño a la sociedad. Si eso aflorara revertiría en mucha más educación, sanidad y servicios en beneficio de toda la sociedad, y recae en los que contribuimos con nuestros impuestos.

-¿Por qué animaría a los jóvenes empresarios aragoneses a asociarse a AJE?
-Al final tenemos que estar todos unidos para que se nos escuche. Una empresa de tres trabajadores no tiene voz ni voto, pero si nos unimos todos los jóvenes empresarios tenemos un peso específico, y podemos transmitir a la Administración nuestras necesidades de manera unida, aparte de que facilita el conocimiento y la colaboración entre nosotros.

Heraldo.es

Si desea visualizar la noticia completa pinche aquí.