La DPZ inaugura el Parque de Bomberos de Tarazona

La DPZ inaugura el Parque de Bomberos de Tarazona
Europa Press. 

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, ha inaugurado este sábado el nuevo Parque de Bomberos de la Zona Oeste, situado en la localidad zaragozana. Las "modernas" instalaciones darán servicio a 22.821 vecinos de 25 municipios del Campo de Borja y el Moncayo y servirán también como centro de formación de los bomberos.

Beamonte ha recorrido las nuevas dependencias acompañado por el inspector jefe del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI), Eduardo Sánchez, el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Ángel Val, diputados provinciales y miembros de la corporación municipal, entre otras autoridades.

El presidente de la DPZ ha expresado su satisfacción porque desde este sábado Tarazona cuenta "con una instalación digna y moderna", que "será fundamental" al completar "el mapa" del SPEI en el que trabajan 163 efectivos, 25 de ellos en Tarazona y especializados en el rescate de altura y la intervención invernal.

"Hay trabajos que afectan directamente a la seguridad de las personas", que se desarrollan en momentos de crisis o "de gran dolor" y el cuerpo de Bomberos "siempre está ahí", ha subrayado Beamonte, al mencionar como ejemplo su labor para atender a los vecinos de los municipios de la ribera del Ebro afectados por la última crecida extraordinaria.

En este punto, ha querido agradecer de nuevo su trabajo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, bomberos, Unidad Militar de Emergencias, efectivos de Protección Civil y Cruz Roja, así como a los vecinos que "trabajaron sin descanso para evitar males mayores". Ha observado que ahora "toca restituir lo dañado y tomar las medidas para prevenir estas situaciones" que ocurren "con demasiada frecuencia".

También ha recordado la actuación de los bomberos en el incendio que, hace dos años, afectó a los municipios del Moncayo, dado que gracias a su labor "se limitaron todos los daños".

Por ello, "era necesario" dotar a esta zona de la provincia de una instalación "digna y segura", ha remarcado, al señalar que la Diputación de Zaragoza siempre ha dedicado recursos a este servicio "y lo vamos a seguir haciendo". Como novedad, este parque alberga dependencias adecuadas para la preparación y formación de los bomberos.
Inversión de 2 millones de euros

El complejo, que ocupa una superficie de 14.176 metros cuadrados, ha supuesto una inversión de 2.076.378 euros. Se trata de unas instalaciones modernas, compuestas por un parque al uso, al que se suma un campo de maniobras y varias zonas de uso formativo, en las que podrán realizar prácticas y recibir formación los miembros del SPEI.

El nuevo parque se divide en dos zonas, la ocupada por la edificación y la del campo de maniobras. El edificio consta de dos plantas y se ha construido en forma de L, con el objetivo de contar con un patio interior protegido del viento que permite la realización de prácticas y el aterrizaje de un helicóptero de salvamento si fuera necesario. Además, se han dispuesto dos viales laterales para facilitar la entrada y salida de vehículos.

Luis María Beamonte ha apuntado que "mucho material" del que dispone el nuevo parque ya se encontraba en las antiguas dependencias, en un edificio en alquiler en la localidad, aunque "todos los años" la institución renueva material del SPEI.

El Parque de Bomberos de la Zona Oeste prestará servicio a los municipios de Ainzón, Albeta, Alcalá de Moncayo, Ambel, Añón de Moncayo, Borja, Bulbuente, Bureta, El Buste, Grisel, Litago, Lituénigo, Los Fayos, Maleján, Malón, Novillas, San Martín, Santa Cruz de Moncayo, Tabuenca, Talamantes, Tarazona, Torrellas, Trasmoz, Vera de Moncayo y Vierlas.

Asimismo, Beamonte ha indicado que los bomberos de la Diputación de Zaragoza colaboran también con las otras dos provincias aragonesas, con comunidades limítrofes, como Navarra o La Rioja y, aunque no es su competencia, se atenderá también posibles incidencias en el Parque Natural del Moncayo.
El SPEI

​El Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI) cuenta con 163 efectivos y tiene por finalidad dar asistencia a los municipios de la provincia y a todo el territorio que la conforma. Está compuesto por la Jefatura de Servicio y las zonas operativas integradas por los parques de bomberos profesionales y las agrupaciones de voluntarios.

Cuenta con cinco zonas operativas: la zona Norte, a la que se adscriben los parques de Ejea, Tauste y las agrupaciones de bomberos voluntarios de Sos y Zuera; la zona Sur, con los parques de Calatayud y Daroca y los voluntarios de Brea de Aragón; la zona Este, con el parque de Caspe y las agrupaciones de Bujaraloz y Sástago; la zona Oeste, a la que pertenece el parque de Tarazona y los voluntarios de Borja; y la zona Centro, conformada por los parques de La Almunia, Cariñena y la agrupación de Grisén.

Sobre la historia de este servicio, el inspector jefe del SPEI, Eduardo Sánchez, ha detallado que en 1945 la Diputación aprobó la realización de un estudio de viabilidad para poner en marcha un servicio de bomberos y, después, se adquirió una autobomba "que aún está totalmente operativa en el parque de Ejea" y un camión Ebro, que se puede ver en la fachada principal del nuevo parque turiasonense.

"Se fueron dando tímidos pasos" hasta el 25 de enero de 1975, cuando se creó como tal el servicio que cumple este año su 40 aniversario con la inauguración de un nuevo centro que "se adelanta a lo que serán los estándares de los parques de bomberos" en los próximos años, con unas dependencias "extraordinarias", ha estimado.